4 consejos para colocar barras de cortina


La instalación de barras para cortinas suele ser sencilla y no requiere de muchos elementos, aun así, es importante hacerlo adecuadamente para lograr un resultado eficiente. En este artículo encontrarás algunos consejos que podrán ayudarte.

1. Herramientas que no te deben faltar

Antes de instalar tu barra de cortina, es recomendable que verifiques si tienes las siguientes herramientas:

  • Escalera
  • Lápiz de grafito
  • Cinta métrica
  • Nivel
  • Destornillador
  • Taladro y broca.

Ten en cuenta que la broca debe ser la adecuada para el material que vayas a perforar, ya sea cemento, madera o algún tipo de metal.

Otros materiales esenciales para esta tarea son los tornillos y los tarugos, los cuales también deben adecuarse al tipo de superficie donde serán colocados. Un consejo útil es no utilizar clavos, pues no suelen soportar demasiado el peso y a la larga pueden dañar tanto a la pared como la barra para cortina.

Por último, no debes olvidar los soportes  y sus respectivos terminales, los cuales sirven como elementos decorativos.

2. Selecciona el tipo de barra

En el mercado puedes encontrar distintos tipos de barras de cortinas:

  • Barras rectas de madera, del tipo más clásico
  • Barras de metal, que pueden ser huecas por dentro o macizas.
  • Barras extensibles, que se alargan o contraen como un telescopio.
  • Barras sin tornillo, que se colocan a presión entre una pared y otra.
  • Barras curvas, que suelen utilizarse para cortinas de baño.

Seleccionar alguna de éstas siempre dependerá del lugar donde quieras colocar tus cortinas y de tu gusto decorativo.

3. Sobre los tamaños

Si las ventanas son pequeñas, se puede usar cualquier tipo de barras para cortinas, tanto de madera, metal o extensibles, ya que todas cuentan con distintas medidas para el diámetro y el largo. Las de madera generalmente tienen diámetros de 18 mm, 28 mm o 35 mm; las de metal, 18 mm y 28 mm. En cuestión del largo, las de madera suele tener hasta 2,59 m, mientras que las de metal de 1,50 m hasta 3 m.

Determinar bien el diámetro será esencial para que la barra soporte la cortina que hayas escogido; asimismo, se tendrá que verificar el largo de ésta para decidir si deberás unir con otra barra o recortar. Si las ventanas superan los 3 metros de largo, conviene usar 2 barras de cortinas. Las de madera se pueden fusionar con un tornillo de unión doble rosca, mientras que para las de metal será necesario colocar en su interior una pieza resistente que una, por en medio, ambas barras.

4. Tomar medidas

Una de las cuestiones básicas es medir el ancho de la ventana. Cuando lo hagas, recuerda agregar algunos centímetros extra, así conseguirás el largo que debe tener tu barra (esos centímetros adicionales te servirán para colocar las terminales y los soportes de los extremos).

Cuando tengas que marcar en dónde irán los soportes, es buena idea pedir ayuda a otra persona para que sostenga la barra, y así puedas trabajar con mayor comodidad y precisión. No olvides tener cerca la cinta métrica y un lápiz de grafito, para revisar, constantemente, que las marcas estén alineadas y rectas. De no ser así, la barra podría no ajustarse bien en los soportes y las cortinas te podrían quedar desniveladas.

Elegir la barra adecuada dependerá de tu gusto, las características de tu ventana, así como del espacio en el que se pondrán. Teniendo en mente estos consejos, sólo te quedará escogerlas, instalarlas y disfrutar de la renovación en tu hogar.


Deja un comentario