¿A qué altura se debe instalar un tubo para cortina de baño?


La decoración de tu baño involucra tanto los muebles como los accesorios para hacerlo más funcional y estético. Sin embargo, la cortina de ducha es un elemento al que se le presta poca atención, a pesar de ser indispensable para crear ambientes más cómodos e íntimos.

Aunque no lo creas, una mala selección y colocación de este artículo puede hacer lucir tu habitación más pequeña y sin vida, por lo que aquí te diremos cuál es la altura ideal para instalarla, así como algunos consejos para elegir el mejor diseño. 

¿Cuál es la altura adecuada para instalar un tubo para cortina de baño?

Para poder colocar el tubo se tienen que considerar las medidas de la ducha y de la cortina. De esta manera te aseguras de que la cortina cubra lo suficiente esta área y no se salga el agua durante el baño. 

Midela y añade 5 o 10 cm adicionales de largo para instalar la barra. Tener esos centímetros de más permitirá que la cortina cuelgue bien contando los ganchos y las argollas. Usualmente, el área de la ducha tiene un margen alto para evitar que el agua se derrame, así que la cortina deberá quedar un poco más abajo de este, pero sin tocar de todo el piso, para que no se ensucie ni humedezca en exceso. 

En caso de que no haya tal margen, lo mejor es que la barra se instale a la misma altura de la cortina para que llegue hasta el suelo. Ahora bien, si tenemos bañera o tina te tienes que asegurar de que esta quede 12 cm por debajo del borde. Así no habrá salpicaduras al exterior.

¿Qué tipo tubo para cortina de baño puedes colocar?

Hoy día puedes encontrar varios tipos de barras para baño, que se adaptarán a las características de tu espacio y al estilo que estás buscando. Si tu ducha está en una esquina los tubos angulares te servirán para abarcar ambas paredes. Pueden venir en dos piezas fijas o combinar fijas con extensibles. 

También están las barras curvas o circulares, prácticas tanto para ducha como para la tina; y las rectas, que pueden ser fijas o extensibles. Dentro de los tubos rectos, los primeros tienden a ser de metal o aluminio, por lo que brindan mayor resistencia, mientras que los segundos usualmente son de PVC y se instalan a presión.

Si vas a colocar barras fijas necesitarás soportes y varios tornillos. Los soportes se tienen que colocar sobre la altura marcada en la pared, con ayuda de un taladro; en caso de ser una pared de yeso, se tendrá que complementar con anclajes. Una vez que estén bien fijos, es hora de insertar la barra y, posteriormente, las argollas y ganchos para sujetar la cortina. También los hay en varios diseños. 

¿Qué cortina elegir para la ducha?

Si estás buscando que tu baño luzca más amplio, las cortinas de la ducha tienen que ser en color neutro. El blanco combina con cualquier decoración y les da luz a las habitaciones. Hay algunas con detalles como flores o figuras geométricas, solo evita que se vean recargadas o infantiles. 

Las cortinas de plástico son las más comunes, gracias a su impermeabilidad y facilidad de limpieza. Debemos dejar que se sequen bien durante el día, y revisar que no peguen con el piso, para controlar la aparición de moho. Con esta técnica podrás realizar la instalación de tu cortina exitosamente. Recuerda que lo mejor es que esta quede ligeramente arriba del suelo, siempre que tu ducha tenga un borde para contener el agua.


Deja un comentario